02May

La situación global actual, ha orillado a las empresas a implementar esquemas de trabajo que antes no eran comunes o utilizados con frecuencia. Las exigencias de estos tiempos nos llevan a pensar en alternativas que puedan funcionarnos como empresa y como colaborador. La adaptación a estos nuevos procesos puede llevar un tiempo prolongado de ajuste y será un ensayo de prueba y error al que se le tendrán que ir haciendo modificaciones para su mejor funcionamiento.